Instantes

single-image

Seguro que no soy la única que me pongo a pensar en qué consiste la vida y en qué consiste vivir.

La vida son momentos; pequeños fragmentos de tiempo preciados que no estamos acostumbrados a saborear porque siempre damos más importancia a otras cosas que realmente carecen de la misma.

Una sonrisa, un abrazo, un beso…eso es vida. O ayudan a que la vida sea más bonita. Pero claro, no estamos acostumbrados a demostrar lo que sentimos a las personas que nos rodean. Tanto es así que sentimos vergüenza al dar un abrazo a un amigo que lo necesita por miedo de no actuar de la forma correcta en ese momento, o decir te quiero a esa persona que tienes delante y que te lo pide a gritos porque necesita saber si lo que sientes es mutuo. No estamos acostumbrados a DEMOSTRAR.

Un instante. También puede describirse así. Porque en un instante la vida se evapora; en solo un instante la vida cambia o incluso termina.

Un segundo. En tan solo un segundo se te puede caer la vida encima. Una simple llamada de teléfono de un segundo puede hacer que tu vida cambie. Para bien o para mal, pero cambiará. Y esa llamada solo durará un segundo, pero ese segundo cambiará tu vida para siempre.

¿Y todavía sigues pensando si te sienta mejor el vestido rojo o el negro? ¡Ponte cualquiera! Lo mas importante es el momento que vas a vivir con cualquiera de ellos. Lo mas importante es que, te pongas el que te pongas, disfrutes del lugar al que vayas y te rodees de las mejores personas para que hagan de ese día un día inolvidable. Ese momento de felicidad es el que vas a recordar y el que vas a llevar siempre en tu corazón. El color del vestido se te olvidará.

¿Y, donde voy con estos pelos? ¿En realidad te importa? Piénsalo, que mas dará como lleves la melena, o la no melena. ¿Es tan importante que un pelo esté para un lado o para el otro? La felicidad no te la da el pelo, te la da quién lo acaricia cuando realmente lo necesitas.

No valoramos lo que tenemos. No somos conscientes de que un día estamos pero al otro puede que no. Nos cuesta trabajo imaginar que la vida se puede acabar de un momento a otro, pero sin embargo deberíamos de tenerlo muy presente, porque de ser así valoraríamos mucho mas las cosas y oportunidades que nos ofrece.

Valora todo lo que te rodea. El olor a lluvia, los rayos de sol que se posan en tu piel; el sabor a sal que dejan las olas cuando chocan contra tu cuerpo. Valora a las personas de las que te rodeas. Quédate con la magia de aquellas que hacen que tu vida sea bonita y abre paso a las que quieren seguir su camino sin pararse en el tuyo. Ayuda a quién lo necesite, aunque no te valoren tu corazón se sentirá en paz. Sonríe, la curva más bonita que tiene nuestro cuerpo es nuestra sonrisa; y cuando lo necesites llora, es la única forma de dejar salir lo que nos atormenta. Ama, abraza y besa; comparte todo el amor que tienes dentro.

La vida es tan bonita que duele. No dejes que sea “eso” que pasa mientras te entretienes en cosas sin sentido.

5 Comments
  1. M José 3 años ago
    Reply

    Vaya… hoy me ha dado por leer esta publicación con las peques a modo de cuento y ha sido mágico!!!
    Paula dice q tienes razón en todo, q da igual el vestido jijijiji.
    Todo un acierto ❤️❤️

  2. Marijose 3 años ago
    Reply

    😘😘😘😘😘😘😘😘

  3. Miguel 3 años ago
    Reply

    Inclusive una parte del tiempo en el que estas experimentando dicho momento la dedicas en tu aspecto, ¿estoy bien peinado?, ¿me sienta bien este vestido?, es inevitable xD

  4. Carmen 3 años ago
    Reply

    Es cierto,pero a la vez es muy complicado

  5. Lola 3 años ago
    Reply

    Q bien escribes y q bien lo dices todo simplemente maravillosa. Me encanto

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like