“Microcuentos”

single-image

Hace tiempo que ronda por mi cabeza escribir sobre microcuentos o microrrelatos en una de mis publicaciones y hoy he decidido llevarlo a cabo.

Para quienes no lo sepan, un microcuento o microrrelato es un relato breve; palabras colocadas en pocas líneas ordenadas de tal manera que tengan sentido y dotadas de la capacidad de mostrarnos una historia, dejando, eso sí, una conclusión abierta a la imaginación.

Quizás no a toda la gente le guste leer este tipo de relatos, pero yo personalmente le doy bastante importancia porque pienso que escribir un microcuento o microrrelato resulta complicado, ya que tienes que transmitir un mensaje al lector / lectora en breves palabras y usando un vocabulario preciso y concreto.

Este año, justamente en el mes de febrero, me presenté a un concurso de microrrelatos. La temática era el terror. Verdaderamente me presenté porque no tenía nada que perder pero me resultaba algo compleja la idea de tener que escribir un texto de un máximo de cinco líneas y lograr, con éste, hacer sentir escalofríos o sensación de miedo a toda aquella persona que lo leyera.

Sin pensármelo dos veces me puse manos a las obra y resulta que, a la semana de haber enviado el resultado recibí un correo electrónico informándome de que mi microrrelato había sido escogido y, lo mejor, que sería publicado en una antología de microrrelatos de terror.

¿Os apetece leerlo? Lo dejo por aquí a ver que os parece 🙂

“VEN, PEQUEÑA, VEN”

Cada vez que entraba en aquella casa se le erizaba la piel. El olor a jazmín envolvía toda la estancia y los recuerdos invadían su cabeza. Aquella niña tenía el cabello oscuro y su piel era blanca como el nácar. Una sola vez pudo verla asomarse a la ventana. Y ya no pudo salir de allí. Ahora ya no estaba sola, ahora compartían juguetes.

Con esta publicación lo que me gustaría es que pensarais que, a veces, si colocamos las palabras en el lugar adecuado, no hacen falta tantas para expresarnos; hay extensos libros que no dicen nada y pequeñas frases que lo dicen todo.

Para terminar, os dejo una imagen con mi último microcuento, y me gustaría que me dejarais vuestros comentarios contándome que os sugiere. Gracias por dedicar un ratito de vuestro tiempo en mí 🙂

Microcuentos

Eme. Ele

1 Comment
  1. Miguel 2 años ago
    Reply

    Me ha encantado, porque en todo mlmento me imaginaba un dragon volando por el nórtico. Hasta que llegas al punto final y te ves a ti siendo el dragón. Muy buena reflexión la verdad

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like